El gran problema de la última milla en el sector logístico

Conseguir ahorrar en tiempos de crisis e inflación no es una tarea fácil y puede suponer un gran reto a la hora de gestionar nuestras finanzas personales. La escalada de precios continúa al alza y parece que no cesa. Una situación que afecta directamente al consumidor. Quien obteniendo los mismos ingresos, tiene que hacer frente a gastos más elevados en servicios de uso recurrente como luz, gas, carburantes, alimentos y bebidas, conexión a internet y otros -cada vez más demandados- como son las suscripciones a plataformas de vídeo bajo demanda.   

El conjunto de este tipo de servicios suponen una parte importante de la bolsa de gasto en los hogares españoles. Los precios llevan tiempo subiendo y actualmente están desbocados. El IPC ha alcanzado cifras históricas a lo largo de 2022 -no vistas desde mayo de 1985-.

Actualmente, las familias destinan más de un 80% de su presupuesto a servicios necesarios en el día a día. Una clara demostración de que ahorrar es cada vez más importante y difícil de conseguir. 

Lo que más se ha encarecido en el último año ha sido, sin duda alguna, la luz. La crisis que viene sufriendo el sector energético se ha agudizado aún más con el conflicto Rusia-Ucrania. Las familias acogidas al mercado regulado han visto cómo la factura de la luz ha seguido aumentando. Según datos de la OMIE, han pasado de pagar aproximadamente 60€ en enero de 2021 a algo más de 200€ a comienzos de 2022, lo que se traduce en un 70% más.

Una situación similar ha sucedido con el gas, cuya subida parece que sigue por el mismo camino. La gran dependencia de Europa sobre el gas ruso ha hecho que, a raíz de la guerra, varios países empiecen a mirarlo con lupa. De hecho, el precio del kWh del gas se fijó en unos 113 euros antes de que se desatase el conflicto bélico en Europa y, justo una semana después, este subió hasta los 194€, un incremento significativo del 70%.

En esta lista de servicios que se han encarecido también se incluyen los seguros. Aunque en este caso, afectados por el aumento del impuesto en las primas de algunos de los seguros del año pasado. Concretamente en coche, hogar, decesos, defensa jurídica, responsabilidad civil y comunidad de propietarios. Un incremento que va del 6% al 8%, lo que se traduce en que cada seguro sale de media un 33% más caro que en 2020.

Y no solo han subido los precios en este tipo de servicios básicos. Se suman también otros casos como las plataformas de video on demand. En medio de la guerra del streaming, plataformas como Netflix o DAZN incrementaron notablemente el precio de sus suscripciones.

En estas circunstancias de subida de precios generalizada, ahorrar se convierte en una tarea cada vez más complicada y necesaria para cualquier persona. Según Google, en España se realizan 349 millones de consultas cada mes sobre el conjunto de productos y servicios que las personas utilizamos a lo largo de nuestra vida, esto se traduce en unas 8 consultas al mes por persona.

En este sentido, nacen compañías digitales como Roams, que ayudan a ahorrar al consumidor en su día a día gracias a una plataforma digital que cada año es utilizada por millones de personas como solución de comparación de precios y productos en los sectores de telefonía móvil e internet, energía, finanzas, seguros, alarmas, tv bajo demanda, dispositivos tecnológicos, videojuegos y peques.

Roams, la plataforma digital que  ayuda a ahorrar a las personas

Roams es una plataforma digital de prescripción que ayuda a las personas a conseguir ahorrar significativamente en las finanzas de su hogar. Inicialmente, la compañía nació especializada en el mercado de la telefonía, donde actualmente es líder y recibe el 3,5% de todas las consultas que se realizan sobre este sector en España. 

Durante la pandemia, y dado que es un modelo de negocio fácilmente replicable, Roams apostó por diversificarse en más mercados. Esta apuesta viene motivada por la necesidad de ofrecer a los consumidores un servicio global. La compañía aspira a convertirse en líder nacional en todos y cada uno de los sectores en los que se lance. Entre los mercados en los que se adentró, por ahora, se encuentran el de las finanzas, energía, streaming, seguros, dispositivos, alarmas, videojuegos y peques. Sectores donde Roams aspira a atender el mismo número de consultas que las atendidas por su vertical líder.

¿Y cómo funciona Roams?

Roams responde a cualquier consulta que hace una persona cuando tiene una necesidad o problema relacionado con telefonía móvil, internet, luz, gas, hipotecas, cuentas, tarjetas, préstamos, criptomonedas, seguros de cualquier tipo, plataformas de vídeo bajo demanda, dispositivos tecnológicos, alarmas e incluso videojuegos y bebés.

La compañía cuenta con un Software IA que les permite efectuar detallados estudios de mercado. Lo que se traduce en saber sobre qué y cómo deben escribir para que Google y otros buscadores web posicionen sus páginas en la primera página de resultados. De esta forma, lo que se pretende desde Roams es ofrecer respuestas de valor a los usuarios sobre cualquier tema que les interese o preocupe. 

A diferencia de otros comparadores, Roams tiene la ventaja de no hacer anuncios de pago. Por lo que no precisan de una gran estructura financiera para captar usuarios.

La misión de Roams es ofrecer al consumidor aquello que más se ajuste a sus necesidades durante todos los ciclos de su vida. De ahí que, a partir de ahora, las aspiraciones de la compañía se centren en lanzarse en otros sectores presentes en la vida de las personas como movilidad (autos y motos), educación, mascotas, salud o viajes. 

Ronda de Inversión Roams

Roams mantiene actualmente una Ronda de Inversión abierta a través de SociosInversores.com. El propósito perseguido por la ronda es construir la plataforma web de comparativa de precios y productos más importante a nivel nacional. Convirtiéndose en el rey absoluto de la comparativa y el asesoramiento online. 

Y, una vez se obtenga dicho objetivo, el siguiente paso será la internacionalización hacia otros países digitalmente avanzados (Francia, Alemania, USA). Por ahora, Roams ha conseguido captar más del 70% de los fondos solicitados en menos de una semana desde que se iniciara la ronda de financiación.

La captación de fondos ofrece a los inversores la posibilidad de entrar a formar parte de Roams como socios de la compañía. Permitiéndoles participar en el capital social de la misma según lo invertido. Lo que significa que el inversor puede multiplicar su inversión si la compañía evoluciona favorablemente y consigue revalorizarse en un periodo medio de 3 a 5 años.

Accede AQUÍ a todos los detalles sobre la Ronda de Inversión de Roams