El gran problema de la última milla en el sector logístico

Apple y Google desatan la “tormenta perfecta” en el negocio de la publicidad, donde se verán drásticamente afectadas un gran número de empresas del sector. Laura Lozano, CEO de Chargy explica por qué.

Si bien hace más de 20 años que las cookies llegaron para ayudar a distinguir a los usuarios que navegaban por internet. El pasado 14 de enero de 2020, Google anunciaba la intención de bloquear las cookies de terceros en su navegador Chrome en un plazo de 2 años. Algo que ya habían iniciado con los navegadores Safari y Firefox tres años antes, además promete acabar con el rastreo individual en internet. A lo que también se suma la iniciativa de Apple llamada “Intelligent Tracking Prevention” para prevenir la capacidad que pueden tener sitios webs de seguir a un usuario dentro de Safari. Para que no existan las Third Party cookies e incluso las First Party Cookies estén limitadas.

Ha llegado al punto en el que, Telefónica, Vodafone, Orange y T-Mobile, los cuatro grandes operadores móviles del continente, han pedido a la Comisión Europea que impida que Apple implemente en el territorio comunitario una de sus nuevas herramientas de privacidad. Denominada Private Relay, permite al usuario cifrar los datos de su navegación, como su identidad o qué sitios web visita. Ocultándolos e impidiendo que las teleoperadoras o los servicios digitales que consume puedan extraer y monetizar esa información.

Dos estrategias que cambian las reglas del juego que sustentan la industria hoy. Una industria que a nivel mundial representa una inversión de más de 300.000 Millones de dólares (Unos 250.540 Millones de Euros), según IAB.

La eliminación de las ‘cookies’ cambia por completo el paradigma de la comunicación y la publicidad en internet. Debido a que la mayor parte de los datos que poseen las marcas provenían de bases de datos third-party. Que son los datos proporcionados por proveedores de datos que recopilan información de diferentes fuentes, ya sea online u offline. Pudiendo complementar los datos first-party mostrando los hábitos de consumo de un perfil de cliente particular para trazar su viaje de compra.

La supervivencia de las empresas de Marketing y Publicidad pasan por los «First Party Data».

Es primordial que las empresas de marketing y publicidad puedan seguir conversando con sus usuarios y clientes. Y, en este escenario, va a ser más difícil medir los resultados, optimizar y llegar a perfiles muy específicos. Especialmente si no se dispone de los datos de forma directa.  La única forma de poder ofrecerles esta experiencia personalizada es recopilar los datos de primera mano con el consentimiento del usuario, quien conocerá perfectamente qué información está dando y para qué se está utilizando. Ahí es donde juega un papel fundamental el ‘First Party Data’. Un método que abarca desde los datos personales, sociodemográficos y geográficos, hasta las preferencias y el grado de satisfacción con las experiencias previas con la marca y sus competidores.

Los first-party data presentan una mayor confiabilidad, precisión y confidencialidad que las otras familias de datos. Al ser propios, el negocio puede garantizar que su captura y uso cumplan con las últimas leyes de protección de datos, como LGPD. Otra ventaja de esta familia de información es que presenta la relación del cliente con el producto de la empresa.

A modo de ejemplo, empresas como Youtube, Netflix y Spotify, han podido aprovechar los first party data para impulsar sus negocios. Al entender el comportamiento del consumidor dentro de sus plataformas, pueden recomendar contenido que se vincule con el estándar consumido. Brindando personalización a la plataforma, lo que acerca a las marcas y a los clientes.

Es más que evidente que en la evolución del Marketing Digital, la innovación es crucial y el dato es el Rey. Es por ello que algunas startups MarTech y AdTech como Chargy están viendo este cambio de era en el sector como una grandísima oportunidad para crecer rápidamente o ser adquiridas por grandes corporaciones.

El enfoque disruptivo de Chargy.

Chargy es una Data Driven Company que ha creado una solución basada en la primera red de battering sharing gratuita del mercado. Para que empresas y marcas de todo el mundo tengan un canal de comunicación directo, en tiempo real y segmentado con su público objetivo para visualizar contenido digital como imágenes, videos o encuestas de satisfacción. Y, a su vez, ayuda a esas empresas a rentabilizar sus datos y captar nuevos clientes.

¿Cómo funciona Chargy?

Los usuarios estresados con poca batería en sus smartphones ya no tendrán que preocuparse cuando se encuentren cerca de una estación de Chargy, tanto en vía urbana como en espacios cerrados de alto transito. Porque gracias a Chargy podrán coger un powerbank, disfrutarlo durante horas de forma completamente gratuita, y devolverlo en la misma estación o en otra estación de carga diferente. El usuario sólo podrá disfrutar de la carga una vez haya interactuado y dado el consentimiento explícito del tratamiento de sus datos (Datos first party).

Desde Chargy se percataron de que en el mercado de Sharing ya existían motos, bicicletas, patinetes,… muy útiles y con gran demanda por parte de la población, concretamente entre un 2% y un 18% del total de la población, en función del elemento y de la ciudad. Ese ratio es debido a que un alto porcentaje de la población tiene reparo en utilizar estos servicios o simplemente no los necesita. Sin embargo, teniendo en cuenta que más del 90% de la población es nomofóbica (estrés que se siente cuando se agota la batería del Smartphone). El hecho de crear una red de battering sharing, donde los usuarios no paguen con dinero, sino con el consentimiento explicito de sus Datos y publicidad, tiene mucho más sentido y un alcance alrededor del 90% de la población.

Está comprobado que a las personas les molesta pagar por batería, estarían dispuestas únicamente ante una urgencia. Pero la mayoría de la población si esta dispuesta a realizar un intercambio de datos y publicidad cuando son informados de ello y reciben un beneficio inmediato como es el de disponer de una powerbak para cargar donde quieran durante horas de forma gratuita.

Chargy consigue que tanto empresas y marcas, espacios y usuarios se relacionen beneficiándose mutuamente con total transparencia.

De esa manera Chargy esta postulándose para convertirse en el primer DMP (Data Management Platform) First party, omnicanal y contextualizado del mercado.

 

El éxito y la enorme escalabilidad de negocio que propone Chargy puede verse reflejado en la Ronda de Inversión cerrada por la compañía, donde ha conseguido captar más de 200.000€ en menos de una semana a través de  la plataforma líder en inversión en Equity Crowdfunding SociosInversores.

 

Laura Lozano, CEO Chargy

Autora: Laura Lozano

CEO de Chargy

Cofundadora y CEO de Chargy. Ha entrado en la Lista Forbes Top50 Awarded Spaniards 2021 como una de las personas más galardonadas. Premio a Mejor Mujer Empresaria Tecnológica de Europa 2020.