Detalles a tener en cuenta para ser un business angel. 

No es fácil ser inversor, para ello tienes que tener el capital suficiente para poder ayudar a financiar una o varias empresas. Pero más difícil aún es ser business angel, ya que además de tener dinero tienes que saber bien dónde invertir. Y ¿cómo saber cuáles son los mejores proyectos en los que participar?

Para empezar a ser un business angel lo más lógico es que inviertas en varios proyectos a la vez, diversificando tu inversión y de esta manera el riesgo asociado. No debes invertir un porcentaje elevado de tus ahorros (si crees que no tienes suficiente dinero, es mejor esperar y ahorrar para después hacerlo).

Para saber cuales son los proyectos más rentables es bueno que empieces siguiendo a los business angels expertos e invertir donde ellos lo hagan. Suelen ser gente que tiene éxito en sus negocios. Una vez que empieces a tener experiencia puedes unirte con otros business angels y realizar coinversiones, lo que significa que aportarás mayor financiación en las empresas y el resultado final de beneficios será mayor.

Como inversor no puedes esperar que la devolución de lo invertido sea inminente, tienes que ser paciente y esperar una media de entre 5 años para que las empresas en las que has invertido y que están teniendo éxito empiecen a darte beneficios.

Otro de los aspectos que tienes que tener en cuenta como business angel es que además de aportar el dinero, puedes aportar conocimientos en la empresa, ya que vas a tener una parte proporcional de ella. Todas tus buenas experiencias en proyectos anteriores pueden servir para favorecer el devenir de la nueva empresa donde inicias una nueva inversión.

Es cierto que con dinero puedes invertir de un día para otro, pero para ser un buen business angel necesitas conocer bien el sector donde vas a invertir, quién está detrás de los proyectos y tener una experiencia mínima. ¿Te animas a invertir?